Foro sobre nobleza, historia, personalidades y las artes
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  Temas del díaTemas del día  

Comparte | 
 

 Rodolfo de Habsburgo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Dariusssssss
Vizconde/Vizcondesa
Vizconde/Vizcondesa


Mensajes : 1493
Fecha de inscripción : 27/03/2011

MensajeTema: Rodolfo de Habsburgo, el archiduque trágico   14/4/2011, 19:36



Se presentó hace un año el nuevo libro Jaque al Emperador. El secreto de Mayerling de María Bastitz, una apasionante novela histórica, género que últimamente está experimentando un renovado auge gracias a que el gran público vuelve a sentirse atraído por personajes y hechos del pasado, que habían quedado relegados tanto tiempo debido en gran parte a la decadencia del estudio de las Humanidades en los programas escolares. También hay que señalar como causa el hecho de que la Historia, durante mucho tiempo, por influencia de las escuelas que podríamos llamar “sociologistas” se convirtió en una materia árida, poco atractiva y cada vez menos accesible al lector común.

El relato vivo e inmediato de la Historia le resulta más placentero; de ahí la afición a los memorialistas en los siglos XVII y XVIII, a la novela histórica de la época romántica (con exponentes de renombre universal como Walter Scott y Alexandre Dumas padre, y de fama más circunscrita en el caso de nuestro P. Coloma) y a las biografías en la primera mitad del siglo pasado (con autores como Hilaire Belloc, Stefan Zweig y Emil Ludwig). Sin embargo, al decir hablar del renacimiento de la novela histórica en nuestros días, debemos tener buen cuidado de discernir entre la verdadera narrativa (respetuosa de los hechos) y la novela pseudo-histórica (en la cual se manipulan y, a menudo, se desfiguran los hechos, como hace, por ejemplo, Dan Brown en sus libros, por otra parte innegablemente cautivantes por su estilo aunque definitivamente lo que escriba sea pura historia-ficción).

Jaque al Emperador. El secreto de Mayerling pertenece ciertamente a la primera categoría: la de la verdadera novela histórica. Hay, sí, un thriller de ficción, pero se halla enmarcado en la historia real del protagonista, con la que hace contrapunto a lo largo de toda la narración y que sirve para plantear una de las hipótesis que se han ensayado para explicar la enigmática muerte del archiduque Rodolfo, heredero del Imperio Austrohúngaro, trágicamente fallecido en el pabellón de caza de Mayerling, en las afueras de Viena. Misterio es éste que ha inspirado mucha literatura (Oscar von Mitis, Károly Lyonay, Richard Barkeley, Brigitte Hamann, Emil Franzel, Georg Marcus, Frederic Morton, Jean des Cars, Raymond Chevrier, Célia Bertin, Paul Bled, Dorothy Gies, Sigrid-Maria Größing, Ann Dukhtas), obras cinematográficas (desde el cine mudo, pasando por películas de Max Ophuls y Delannoy, hasta la edulcorada versión de Terence Young con una inverosímil Sissi interpretada por Ava Gardner) y hasta un musical estrenado en Budapest con el nombre harto cursi de Rudolf: Az utolsó csók (Rudolf: el Último Beso). María Bastitz aborda el tema de una manera original combinando hábilmente elementos de la novela policíaca con una trama política contemporánea que no es sino reflejo de las tensiones ideológicas que marcaron la vida del Imperio Austrohúngaro e influyeron en el Kronprinz.

Para el lector español tiene el atractivo adicional de la ambientación de parte de la novela en la Barcelona contemporánea. La Ciudad Condal evoca de manera especial la Viena de Francisco José (con la que tantos puntos en común tiene como ciudad de burguesía pujante y emprendedora, empezando por su reforma urbanística y siguiendo por sus reminiscencias Art Nouveau) y la simpatía catalana por los Habsburgo (recuérdese el apoyo a la causa del Archiduque Carlos durante la Guerra de Sucesión Española).

El presente comentario nos da pie para tratar aunque sea brevemente del protagonista del libro de María Bastitz: el archiduque Rodolfo de Habsburgo-Lorena, Kronprinz del Imperio Austrohúngaro y heredero de una tradición milenaria. Nació el 21 de agosto de 1858, tercer hijo del emperador Francisco José I y de la emperatriz Isabel, nacida duquesa en Baviera y conocida en familia (y por la posteridad) por el sobrenombre de Sissi. La primogénita de los soberanos, la archiduquesa Sofía, había muerto a los dos años de su nacimiento, antes del de su hermano). La archiduquesa Gisela, su hermana segundogénita, era dos años mayor que Rodolfo. A éste seguiría diez años más tarde la archiduquesa María Valeria, llamada “la húngara” por haber nacido en Buda, la parte oeste de la capital magiar (su nacimiento fue considerado excepcional dada la prácticamente nula vida conyugal de sus padres). Tanto Gisela como el Kronprinz fueron confiados para su crianza y educación a nodrizas e institutores, bajo la atenta vigilancia de su abuela paterna la rígida archiduquesa Sofía y la supervisión imperial, y lejos de su madre (lo que, después de todo, no era una práctica excepcional en las familias de la realeza, de la aristocracia e incluso de la alta burguesía). El régimen espartano (e inhumano) al que desde los cuatro años fue sometido Rodolfo por su preceptor el general Gondrecourt, hizo mella en su natural sensible y con ese elemento de fragilidad emocional atávico de los Wittelsbach, de los que descendía varias veces (sus dos abuelas, princesas de Baviera, eran hermanas). Aun cuando el inflexible militar acabó siendo relevado de sus funciones y reemplazado por el más humano coronel Joseph Latour von Thurmburg, el Archiduque ya había adquirido ese aire melancólico que puede advertirse en sus diferentes retratos. El cambio, sin embargo, le permitió diversificar sus conocimientos y ampliar su visión de las cosas.

Rodolfo sentía una auténtica y sincera admiración por su padre el Emperador y éste cifraba muchas esperanzas en su heredero y sucesor natural. Quiso, por ello, que se preparase convenientemente para sus futuras responsabilidades haciéndole emprender viajes por los distintos territorios del Imperio especialmente en misiones militares. También tuvo ocasión el Kronprinz de visitar la vecina Baviera (la patria de su madre), Grecia, Egipto y la Gran Bretaña. Precisamente en Londres estrechó amistad con la familia real británica, en especial con el príncipe de Gales, con quien compartía la perspectiva de ser el eterno heredero de padres longevos (el futuro Eduardo VII no reinó hasta prácticamente los 60 años y Rodolfo, de haber vivido, lo habría hecho a los 58) y la afición a las faldas. Sin embargo, las semejanzas existieron también con el hijo mayor de Eduardo, Alberto Víctor, duque de Clarence (1864-1892), contemporáneo de Rodolfo y, como él, llamado un día a reinar pero prematuramente malogrado. A ambos unía una similar adoración a sus respectivas madres (Isabel de Austria y Alejandra de Dinamarca), hermosas e inaccesibles señoras, ideal inalcanzable a cuya altura no estuvo, en el caso del Kronprinz, ninguna de las mujeres que pasaron por su vida, y menos aún la esposa que le fue destinada: la princesa Estefanía de Bélgica, miembro de la ambiciosa Casa de Sajonia-Coburgo-Gotha, que, siendo una de las dinastías más modestas de la atomizada Alemania, logró ocupar algunos tronos europeos a lo largo del siglo XIX. Estefanía llevaba consigo la maldición que parecía cernirse sobre las princesas belgas: su tía Carlota Amalia, fugaz emperatriz de Méjico, acabaría loca; su hermana Luisa, moriría renegada de los suyos y en la miseria por haberse rebelado contra su infiel esposo (otro Coburgo) y pagarle con la misma moneda; su sobrina María José, hija de su primo Alberto I de los Belgas, vería pasar la corona de Italia efímeramente por su cabeza antes de partir a un exilio forzoso y resignarse a vivir separada de un marido que no se sentía especialmente atraído por ella.

La vida marital de Rodolfo y Estefanía fue un verdadero purgatorio en vida, tanto para uno como para otro. Su escueta intimidad no tuvo otro objeto que el de dotar de un heredero a la Monarquía Dual, pero ni aun esto consiguieron. El único fruto de su matrimonio fue la archiduquesa Isabel (bautizada así en honor a su abuela Sissi). Por si fuera poco, una infección (que las malas lenguas atribuyeron a un contagio venéreo de su esposo) provocó en Estefanía una esterilidad irreversible, que acabó de amargar a la Kronprinzessin y dio al traste con su unión doméstica. No teniendo en perspectiva el nacimiento de ningún otro vástago, Rodolfo no vio la necesidad de seguirse sometiendo a la carga de cumplir con su mujer. Su vida amorosa dio lugar a muchas cábalas y conjeturas. Se habló de un supuesto matrimonio secreto –antes de casarse con Estefanía– con una prima suya: la archiduquesa María Antonieta de Austria-Toscana. Este hecho, raro en sí, no está empero corroborado por fuentes documentales, aunque es mencionado por algún genealogista. El insatisfecho hijo de Sissi mantuvo una relación lo más parecida a un ménage con Mizzi Kaspar, una bailarina húngara (la afición al mundo de las bambalinas era cosa corriente entre las testas coronadas y por coronar). Siendo un hombre apuesto y con cierto aire desvalido, Rodolfo atraía irresistiblemente a las mujeres, hasta el punto de que muchas se le ofrecían descaradamente. Ello dio pábulo a los chismes sobre una vida sexual desenfrenada del heredero austrohúngaro (reflejada, por ejemplo, en la película húngara Vicios privados, públicas virtudes de 1976). En realidad no fue para tanto. Más que por la pasión erótica, estaba dominado por la del poder.

Imbuido de las ideas liberales que campeaban en el conflictivo siglo XIX, mezcladas a sus simpatías por el nacionalismo húngaro (transmitidas por su madre), Rodolfo consideraba que el viejo régimen sobre el que se apoyaba el Imperio habsbúrgico (heredado del Congreso de Viena y consolidado por Metternich) estaba en trance de liquidación. Si se quería que el vetusto edificio de la Monarquía danubiana sobreviviera a la segura ruina del autoritarismo, la institución debía renovarse a la inglesa (Rodolfo admiraba el sistema británico de gobierno). La tradicional alianza del trono y el altar debía revisarse en un país con el concordato más obsequioso a la Santa Sede. El Kronprinz, al que disgustaba la censura de su conducta por el clero y decepcionado de no poder obtener la nulidad de su unión con Estefanía, no simpatizaba demasiado con una Iglesia todopoderosa, ante la que su mismo padre se inclinaba reverente. En cuanto a la nobleza, la consideraba una rémora para el efectivo desarrollo social y económico del Imperio. En suma, el Archiduque tenía sus propias ideas políticas, que contrastaban netamente con las de su augusto padre. ¿Le llevó ello hasta la rebelión e incluso el delito de alta traición como algunos pretenden? Pues se ha llegado a afirmar que preparaba la rebelión de Hungría para hacerse con la corona de San Esteban y constituir un Estado independiente al Este del Danubio. Incluso se habla de su participación en un complot para asesinar al mismísimo Francisco José I. Sólo que dicho complot, fracasado, habría desencadenado la tragedia de Mayerling.

En efecto, cuando el 30 de noviembre de 1889, se encontraron los cadáveres de Rodolfo y su querida del momento, la baronesa María Vetsera en el pabellón de caza de Mayerling, no quedó claro que dichas muertes hubieran sido por un amor desesperado y contrariado que habría llevado a los amantes al suicidio. El secretismo con que se llevó a cabo la encuesta judicial y la posterior desaparición de lo actuado indujeron a algunos a hipotizar sobre obscuras conjuras políticas, haciendo del Archiduque una víctima de la reaccionaria corte de Viena y de los servicios secretos a su servicio. Sobre Rodolfo planean así los fantasmas de otros herederos trágicos de padres formidables: Don Carlos (hijo de Felipe II) y el Gran Duque Alexis (hijo de Pedro el Grande), príncipes desdichados tocados por un sino implacable como el que correspondió al Kronprinz y aureolados por una fama quizás más romántica que históricamente verdadera.
Volver arriba Ir abajo
Madame de Sauvaget
Marqués/ Marquesa
Marqués/ Marquesa


Mensajes : 5309
Fecha de inscripción : 29/03/2011
Localización : Bella Vista, Imperio de los Pájaros

MensajeTema: Rodolfo de Habsburgo   24/9/2013, 11:17

El 21 de agosto de 1858 nacía en Viena este príncipe, único varón del matrimonio formado por el Emperador Francisco José I de Austria, Hungría y Bohemia y la Emperatriz Elizabeth, la infortunada Sissi.

Rodolfo fue apartado de su madre casi desde su nacimiento ya que estaba destinado como Kronprinz (príncipe heredero) no solo a continuar la dinastía sino también el régimen autoritario y absolutista que su padre había impuesto.

Así pues, cuando solo contaba seis años, su padre le asignó un preceptor, Leopoldo de Grondecourt. Este preceptor estaba empeñado en convertir al príncipe en un buen soldado. Lo despertaba en plena noche a base de disparos y si lloraba lo sometía a un baño de agua helada con lo cual pretendía endurecer su carácter. Enterada la Emperatriz de sus métodos exigió al Emperador el cese de Grondecourt como educador de su hijo. Así se hizo, pero, seguramente, estos métodos influirían negativamente en el príncipe. No obstante recibió una buena educación académica, demostrando ser un brillante estudiante de ciencias naturales y mostrando una gran capacidad para los idiomas.

A pesar de todos los intentos por fortalecer su carácter, Rodolfo era manifiestamente más parecido a su madre que a su padre. Era sentimental, individualista, nervioso, impulsivo, con cierta tendencia a la melancolía y con un enorme espíritu liberal. Había heredado también de su madre su pasión por Hungría y simpatizaba claramente con los movimientos separatistas húngaros. Este temperamento le enfrentaba continuamente a su padre. Durante su adolescencia viajó por varios países y comenzó a hacerse una idea de que existían otras formas de gobierno en otras monarquías.
Volver arriba Ir abajo
Madame de Sauvaget
Marqués/ Marquesa
Marqués/ Marquesa


Mensajes : 5309
Fecha de inscripción : 29/03/2011
Localización : Bella Vista, Imperio de los Pájaros

MensajeTema: Re: Rodolfo de Habsburgo   24/9/2013, 11:17

Rodolfo era un hombre guapo, aficionado a cazar, a beber y tremendamente mujeriego. Esta circunstancia parece ser que le llevo a contraer sífilis, enfermedad muy frecuente entre la nobleza, tanto que basta con recordar lo que llegó a decir Erasmo de Rótterdam " Un noble sin sífilis o no es lo bastante noble o no es lo bastante hombre." Rodolfo padecía también dolores de cabeza muy frecuentes y de gran intensidad por lo que algunos de los estudiosos del tema sostienen que era consumidor habitual de morfina.
Volver arriba Ir abajo
Madame de Sauvaget
Marqués/ Marquesa
Marqués/ Marquesa


Mensajes : 5309
Fecha de inscripción : 29/03/2011
Localización : Bella Vista, Imperio de los Pájaros

MensajeTema: Re: Rodolfo de Habsburgo   24/9/2013, 11:18

En 1881 se casa con Estefanía de Bélgica. Esta boda, impuesta por su padre por motivos políticos, era una farsa que acaba haciendo del príncipe un ser más individualista y violento. La princesa Estefanía llega a escribir a su hermana "su caos interno le provoca terribles ataques de ira." Cuando tras el nacimiento de su primera hija le comunican los médicos que asisten a Estefanía en el parto que su mujer no podrá darle más hijos Rodolfo decide no volver a frecuentar el lecho de su esposa y la relación marital persiste tan sólo de cara a la opinión pública.

La frustración de saber que no podrá tener un heredero varón llevará al Kronprinz a frecuentar con mayor asiduidad la compañía de otras mujeres, Una de sus amantes, la bailarina húngara Mizzi Kaspar, le pondría en contacto con los nacionalistas húngaros con los que llegaría a conspirar.

En 1888 Rodolfo conoce a María Vetsera, una joven aristócrata de 17 años perteneciente a la nobleza rural, pero, hasta el otoño no comenzará su relación, una relación tímida al inicio y limitada a unos cuantos paseos y abrazos por el Prater. Al mismo tiempo, el príncipe continuaba con sus proyectos políticos y había llegado a un acuerdo con los nacionalistas húngaros para dar un golpe de estado contra su padre, de tal modo que, si triunfaba, él se convertiría en rey de Hungría y de algunas de las provincias más orientales quedando Austria diezmada y convertida en una potencia menor respecto al resto de Europa.

No sabemos si el Emperador tenía conocimiento de los planes de su hijo pero, lo cierto es que con la excusa de que Rodolfo sufría una gran agitación nerviosa, lo manda a principios de enero de 1889 a una isla del Adriático para que se tranquilice. El Kronprinz no se tranquilizó y el 11 de ese mismo mes regresa a Viena. Maria Vetsera y él se convierten en amantes y además espera que en Budapest se desencadene el golpe de estado que habría de darle el trono.
Volver arriba Ir abajo
Madame de Sauvaget
Marqués/ Marquesa
Marqués/ Marquesa


Mensajes : 5309
Fecha de inscripción : 29/03/2011
Localización : Bella Vista, Imperio de los Pájaros

MensajeTema: Re: Rodolfo de Habsburgo   24/9/2013, 11:18

En la mañana del 28 de enero Rodolfo comparece ante su padre. Francisco José lo ha llamado a su despacho. Son las 9 de la mañana. Nada se sabe de esa conversación, tan sólo que fue larga y que cuando Rodolfo se marchó, el ayudante de campo del emperador acudió al despacho de éste encontrándose al emperador desmayado en el suelo. Por su parte el príncipe partiría esa tarde junto con María Vetsera hacia Mayerling, un pabellón de caza cercano a Viena al que solía acudir.

El 29 de enero la familia imperial tiene una cena en Hofburg. Rodolfo excusa su presencia y da orden a su criado de que le despierte al día siguiente pues tiene intención de salir de caza.

El día 30 de enero a las 7:30 de la mañana su criado Loschek acude a despertar al príncipe pero nadie contesta. El criado busca ayuda y se fuerza la puerta de la habitación. María yace sobre la cama con un tiro en la sien izquierda supuestamente disparado por su amante el príncipe Rodolfo quien después se quitaría la vida en un acto de enajenación mental.
Volver arriba Ir abajo
Madame de Sauvaget
Marqués/ Marquesa
Marqués/ Marquesa


Mensajes : 5309
Fecha de inscripción : 29/03/2011
Localización : Bella Vista, Imperio de los Pájaros

MensajeTema: Re: Rodolfo de Habsburgo   24/9/2013, 11:19

Esta fue la versión oficial. Especulaciones se han hecho de todo tipo. Se ha dicho que fue un suicidio pactado entre los dos amantes ya que la Vetsera había hecho testamento unas semanas antes con tan solo 17 años y además están las cartas que escribió Rodolfo antes de morir, una a su criado Loschek en la que le expresaba su deseo de ser enterrado junto a María en algún monasterio, otra a un amigo húngaro en la que le explicaba los motivos que tenía para quitarse la vida y que básicamente eran que no había otro camino. En carta escrita a su esposa Estefanía dice "yo camino con calma a la muerte, lo único que puede salvar mi buen nombre." También se ha dicho que el suicidio no fue pactado y que tal y como defiende la versión oficial se trató de un acto de locura transitoria del Kronprinz. Y hay también quien sostiene que se trató de un asesinato. El rey Leopoldo II, suegro de Rodolfo escribe a su hermano "el suicidio y la locura son los únicos medios de evitar un escándalo inolvidable cuyos detalles no os puedo confiar en esta carta". La emperatriz Zita, última emperatriz de Austria, afirmaba en una entrevista dada ya en el exilio "Rodolfo no se suicidó, fue asesinado y su asesinato fue político. En nuestra familia siempre hemos sabido la verdad"

La escueta autopsia firmada por el Dr Hofmann, profesor de medicina forense y publicada el 1 de febrero se limitaba a decir que la bóveda craneana estaba rota y las partes frontales del cerebro aplastadas. No se han encontrado los informes policiales ni protocolos más extensos de la autopsia.

Seguimos sin saber que pasó realmente en Mayerling.

María Vetsera fue llevada precipitadamente a Heiligenkreuz, donde sería enterrada.

Rodolfo, príncipe heredero de Austria, Hungría y Bohemia fue enterrado en la cripta del Convento de los Capuchinos junto a las tumbas de los reyes y archiduques de la Dinastía de los Habsburgo, Tenía 31 años.


Del Blog La Medicina y la Corte
Volver arriba Ir abajo
Madame de Sauvaget
Marqués/ Marquesa
Marqués/ Marquesa


Mensajes : 5309
Fecha de inscripción : 29/03/2011
Localización : Bella Vista, Imperio de los Pájaros

MensajeTema: Re: Rodolfo de Habsburgo   24/9/2013, 11:30

Si Rodolfo ya tiene su lugar,corran o borren este mensaje:oops: 
Volver arriba Ir abajo
Madame de Sauvaget
Marqués/ Marquesa
Marqués/ Marquesa


Mensajes : 5309
Fecha de inscripción : 29/03/2011
Localización : Bella Vista, Imperio de los Pájaros

MensajeTema: Re: Rodolfo de Habsburgo   24/9/2013, 11:31

El archiduque Rodolfo de Habsburgo, príncipe heredero de la Corona de Austria, único hijo varón del emperador Francisco José I y de la emperatriz Isabel (Sissí), murió en 1889 en circunstancias hasta ahora nunca aclaradas. Para la Medicina Forense su caso es el que mayor número de especulaciones ha producido en el último siglo.

La muerte del único hijo varón de Sissí y el emperador Francisco José I sigue siendo un enigma.

Único hijo varón del Emperador Francisco José I y de la Emperatriz Isabel (más conocida como «Sissí») nació en Viena en 1858, recibiendo muy tempranamente una severa educación a cargo del conde de Grondecourt y más tarde del conde de Latour.

Demostró siempre una viva inteligencia, gusto por el estudio y gran facilidad para el aprendizaje de las numerosas lenguas que se hablaban en el Imperio austríaco.

Tuvo, además, vastos conocimientos en Ciencias Naturales, especialmente en Ornitología a la que era muy aficionado, dibujando él mismo toda clase de aves, y en disciplinas militares.

En 1880 su padre le nombra comandante general a los 22 años, con mando de una división de Infantería en Praga y más tarde en Viena. A los 30 años, es ya mariscal de campo y general inspector de Infantería.

En 1881 contrae matrimonio con la archiduquesa Estefanía, hija de Leopoldo II, rey de Bélgica con la que tiene una hija, la archiduquesa Isabel.

En 1884 publicó su obra «Fünfzehn Tagen auf der Donau» y comienza con un equipo de científicos el gran trabajo enciclopédico en 24 volúmenes titulado «Die Osterreichisch-Ungarische Monarchie in wort und Bild», llamada la «Kronprinzwerk».

El kronprinz era muy aficionado a la caza y aprovechando la abundancia de ésta en los maravillosos bosques de Viena (Wienerwald) que tanto inspiraron a músicos y poetas, hizo construir en los contrafuertes del Valle de Helenenthal un hermoso pabellón de caza, especie de castillo al que se le llamó Mayerling.

El Kronprinz Rodolfo había elegido aquel lugar como centro de sus actividades cinegéticas y también para sus devaneos amorosos, por los que había llegado a ser muy conocido en Viena.

Quizás a causa de la formación heredada, su temperamento era individualista, impulsivo, nervioso, sentimental. Todo ello en gran parte heredado de la madre, le hizo enfrentarse pronto con el temperamento más prusiano de su padre. A pesar de su esmerada educación no logró gobernar aquellas tendencias. Su afán de libertad le hizo escribir en cierta ocasión: « La realeza no es más que una enorme ruina que se derrumbará a la primera tempestad».

Sus tendencias antirreaccionarias, le hacen buscar la compañía de anarquistas, nihilistas, todo lo cual disgusta constantemente al Emperador. Además comparte con su madre su pasión por Hungría cuyas tendencias separatistas alienta.
Volver arriba Ir abajo
Madame de Sauvaget
Marqués/ Marquesa
Marqués/ Marquesa


Mensajes : 5309
Fecha de inscripción : 29/03/2011
Localización : Bella Vista, Imperio de los Pájaros

MensajeTema: Re: Rodolfo de Habsburgo   24/9/2013, 11:32

Su inclinación al bello sexo le hace tomar parte en numerosas y dudosas aventuras, en las que probablemente contrajo dos de las enfermedades que se la han atribuido: tuberculosis pulmonar y sífilis, aparte de un evidente desequilibrio del sistema nervioso que le hace irritable y con tendencias a la violencia, especialmente hacia Estefanía, su esposa, a la que detesta desde que tras su primer y único parto, los médicos le dicen que no le podrá dar más hijos.

Esto le produce una gran frustración al comprender que no tendrá heredero al trono. Rodolfo a los 31 años es ya un viejo antes de tiempo.

En la que podíamos llamar su historia clínica, hay el antecedente de un accidente de automóvil o según algunos una caída de un caballo en Laxenburg, caída que quiso mantener en secreto y desde la que comenzó a padecer fuertes dolores de cabeza.

Bebía demasiado y desaparecía noches enteras para participar en orgías. Todo ello le alteró cada vez más su sistema nervioso. Sus constantes accesos de tos y sus cefaleas, con fases de depresión y frecuentes menciones a quitarse la vida, fueron la base de que a su muerte se pensara en el suicidio. Conoce por entonces a una joven de 16 años, María Vetsera, nacida en Esmirna, de origen judío, húngara por parte de padre y griega por parte de madre, la baronesa Elena Vetsera, nacida Baltazzi.

La joven María era una belleza oriental, morena, de ojos azules, a quien la prima de Rodolfo, la condesa Larish Wallersee le presentó actuando de Celestina. Pronto el Kronprinz queda enamorado de María con quien se encuentra a escondidas, pero no tanto que la policía secreta del emperador que seguía constantemente sus pasos, no se dé cuenta y ponga el hecho en conocimiento de Francisco José I.

El idilio con la Vetsera se hace cada vez más intenso y Rodolfo está decidido a divorciarse de su esposa, y a casarse morganáticamente con María Vetsera, para lo cual solicita por carta el consentimiento del Papa León XIII, sin consultar con su padre el emperador. El Papa niega tal separación matrimonial y el emperador se entera de ello.

El 28 de enero de 1889, el emperador ordena llamar a su hijo a su presencia. Una larga entrevista tiene lugar entre padre e hijo, entrevista que debió ser un auténtico altercado. Sólo se sabe de ella por palabras pronunciadas posteriormente por el propio emperador que prohibió terminantemente a Rodolfo que volviese a ver a la joven Vetsera.

No debió ser éste el único tema de discusión y motivo de fricción. Se ha dicho que Rodolfo había concebido el proyecto de hacerse elegir rey de Hungría y los principales nobles húngaros estaban de acuerdo con este proyecto. Se ha hablado de un verdadero complot. La escena entre padre e hijo debió alcanzar cotas de violencia, pues tras ella, el ayudante de campo del emperador encontró a éste «desmayado».
Volver arriba Ir abajo
Madame de Sauvaget
Marqués/ Marquesa
Marqués/ Marquesa


Mensajes : 5309
Fecha de inscripción : 29/03/2011
Localización : Bella Vista, Imperio de los Pájaros

MensajeTema: Re: Rodolfo de Habsburgo   24/9/2013, 11:33

Los historiadores en general afirman que después de esta entrevista, Rodolfo decidió suicidarse, idea que al parecer ya había anunciado en oca-siones anteriores. Rodolfo había expresado a su prima, la condesa Larish: «Si me ocurriera algo, vendrá un hombre a reclamarte esta arqueta. Se la entregarás. La consigna será rivo».

Después de la muerte de Rodolfo, la Condesa entre-garía la misteriosa arqueta llena de documentos al Archiduque Juan de Tos-cana, que fue la persona que se la reclamó.

Rodolfo escribe una serie de cartas de despedida, que algunos han considerado son falsificadas. Una a su madre la emperatriz, a la que dice: «Sé muy bien que no era digno de ser vuestro hijo». A su esposa Estefanía, le escribe otra en la que dice: «Ya estás libre de mi presencia y de la calamidad que yo soy». Y a Valeria, su hermana menor, le dice una frase que se ha considerado misteriosa y críptica: «Muero a pesar mío».

El 18 de enero anterior, María Vetsera había redactado su testamento y habiéndosele hecho unas fotografías, advirtió: «Serán las últimas».

El 27 de enero de 1889, el príncipe de Reuss, embajador de Alemania en Viena, dio una fiesta en honor del aniversario de Guillermo II. La Corte entera asistió y con ella Rodolfo, que conversó, según los testigos, animadamente con todo el mundo, bailando con diversas damas, pareciendo feliz y contento, no como una persona que ha decidido acabar con su vida. Nada parece anunciar sus pretendidos y supuestos propósitos suicidas.

El 29 de enero, la familia imperial tiene una cena en el Hofburg para celebrar la marcha del emperador y, su esposa a Hungría en visita oficial. Rodolfo se excusa de ir a la cena, pretextando sentirse acatarrado y marcha al Castillo de Mayerling.

El miércoles 30 de enero, a las 11 de la mañana, el conde Hoyos anuncia al barón Nepcsa, primer chambelán de la Corte, que comunique a la emperatriz que desea ser recibido por ella. Esta, que está dando su lección de griego, le recibe. El conde Hoyos le anuncia la muerte del príncipe.

La prensa internacional dio casi enseguida la noticia que estremeció a toda Europa. «El archiduque Rodolfo, heredero del Imperio austriaco, ha muerto a los 31 años de edad en el pa-bellón de caza de Mayerling».

El Boletín Oficial da la versión de que la causa de la muerte ha sido una apoplejía, pero se habla ya de un accidente de caza, de un atentado, de una caída de caballo, de un duelo en el que un marido celoso habría dado muerte al Kronprinz.

El jueves 6 de febrero de 1889 el corresponsal de «Le Figaro» en Viena escribía: "Decididamente, en Hofburg no quieren decir la verdad. Han tenido que renunciar a la versión de la muerte natural por apoplejía, cosa que nadie creyó nunca y se aferran a la versión del suicidio. Prefieren que se diga que el Kronprinz ha matado a la baronesa Vetsera antes de morir por su propia mano, que confesar que él mismo fue asesinado".

La segunda versión oficiosa enviada por el Gobierno austriaco y la Casa Imperial decía textualmente: «El archiduque Rodolfo tenía hacia un año una "liaison" con la baronesa Vetsera, joven de gran belleza muy conocida en Viena».

Esta "liaison" era sólo conocida en un circulo de íntimos y notada a causa de la coincidencia de las ausencias de la baronesa y los viajes del príncipe en ciertas épocas. Se encontraron de incógnito en el extranjero en varias ocasiones en diversos lugares, especialmente en Londres.
Volver arriba Ir abajo
Madame de Sauvaget
Marqués/ Marquesa
Marqués/ Marquesa


Mensajes : 5309
Fecha de inscripción : 29/03/2011
Localización : Bella Vista, Imperio de los Pájaros

MensajeTema: Re: Rodolfo de Habsburgo   24/9/2013, 11:33

El archiduque se había enamorado de esta joven. Además, habiendo perdido la esperanza a causa de la salud de la princesa Estefanía de tener un día un heredero, había manifestado a su padre y a algunas personas allegadas, su proyecto de divorcio con la princesa.

El emperador se negó rotundamente a este proyecto. El príncipe se dirigió al Papa. No se puede decir si el príncipe había comunicado a la joven baronesa la solución del divorcio y puede que un porvenir elevado para ella. Oficialmente se sabe el empleo del tiempo por el príncipe hasta que partió para la cacería en Mayerling.

«El lunes por la mañana, a las 11, el oficial de la División, notó que el príncipe tenía ante sí muchos papeles para firmar y con un gesto de impaciencia o cansancio rechazó por un momento los papeles diciendo: "Es demasiado". Sin embargo firmó todo. No se observó nada de particular en el desayuno. Se vistió de cazador y partió para Mayerling.

Allí se reunió con el conde Hoyos y el duque de Coburg. La baronesa Vetsera llegó por la tarde. Al día siguiente, el cochero Bratfisch condujo al príncipe a Breitenfurt, lugar situado en el bosque donde esperaba la baronesa Vetsera. Después de algunas horas de paseo, la pareja estaba bastante alejada de la vivienda. Se detuvieron en un restaurante.

Los caballos estaban cansados y para regresar a Mayerling debían seguir un camino escarpado a través del bosque.

Mientras el príncipe y la baronesa tomaban una ligera consumición, Bratfisch buscó dos caballos de refresco y así el coche atravesó el collado vecino llegando bastante tarde a Mayerling. Después cenaron con el conde de Hoyos.

El príncipe de Coburg había regresado a Viena. La cena fue alegre. Bratfisch, el cochero, les alegró con sus mejores canciones tirolesas. La pareja se retiró a la habitación del príncipe no oyéndose nada durante la noche. El criado Losheck, hacia las seis de la mañana oyó un ruido de voces y después un primer disparo seguido de un segundo disparo de revólver.

Asustado, no se atrevió a moverse. Por fin se decidió a buscar al conde Hoyos. Tuvieron que hundir la puerta que estaba cerrada por dentro. Dos cadáveres se encontraban sobre el lecho del príncipe. Algunas flores recubrían el cuerpo de la baronesa.

El príncipe se había suicidado después de dar muerte a la baronesa. El doctor Widerhofer, médico de la Corte, fue el primero en llegar a Mayerling avisado por telégrafo, para reconocer el cadáver de Rodolfo. Hay un indicio de que la baronesa no murió por su propia mano (se llegó a decir que se había envenenado con estricnina). Su herida estaba en la parte posterior del cráneo.

No se explica esta particularidad más que de dos formas: o el príncipe dijo a la baronesa: "Voy a matarme" y ésta asustada, queriendo pedir socorro y precipitándose a la puerta en busca de ayuda, habría recibido al llegar a la puerta la bala que el archiduque destinaba para sí, o bien en el último momento, después de haber decidido morir juntos, María Vetsera, asustada, trató de huir, y el príncipe Rodolfo la disparó por detrás».

«¿Se trata de una locura súbita? ¿Es un acto de desesperación preconcebida? Es cierto que el domingo hubo entre el emperador y el Kronprinz una escena violenta, en el curso de la cual el emperador Francisco José reprochó vivamente a su hijo su conducta ligera y le declaró que se opondría siempre al divorcio. El cuerpo de la baronesa fue conducido por tren especial a una pequeña localidad de Bohemia donde fue enterrada».

Hasta aquí el comunicado oficioso, que tampoco tranquilizó a la opinión pública. Pronto se supo que María Vetsera no fue enterrada en Bohemia, sino en el cementerio del Monasterio de Heiligenkreuz, cerca de Mayerling en circunstancias rocambolescas y macabras.
Volver arriba Ir abajo
Madame de Sauvaget
Marqués/ Marquesa
Marqués/ Marquesa


Mensajes : 5309
Fecha de inscripción : 29/03/2011
Localización : Bella Vista, Imperio de los Pájaros

MensajeTema: Re: Rodolfo de Habsburgo   24/9/2013, 11:34

Además se quiso hacer pasar por loco al Kronprinz Rodolfo, cuando en ningún momento dejó de dar pruebas de su inteligencia y tres días antes de su muerte había enviado un artículo al periódico «Le Figaro», del que era asiduo colaborador.

Además, como luego se supo, la herida de la cabeza del príncipe estaba por detrás del cráneo, extraño lugar para suicidarse. Se insistió en que las cartas escritas por el príncipe eran falsificadas. La prensa francesa acusó a la familia imperial de querer gobernar a la opinión pública por medio del silencio, al estilo Metternich. «Le Figaro» del viernes 8 de febrero publicó dos cartas, una de Rodolfo, dirigida desde Viena al duque de Braganza en la que dice:

«Querido amigo. Es preciso que yo muera. No puedo hacer otra cosa. Pórtate bien, Servus. Tu Rodolfo» (Servus es una expresión corriente en dialecto vienés que significa «Buenas tardes»).

Y publica también otra carta dirigida por María Vetsera a su madre que dice: «Querida madre: Muero con Rodolfo. Nos amamos demasiado. Perdóname y adiós. Tu desgraciada, Marie"... P. S. Bratsfisch ha silbado admirablemente esta noche».

Los supersticiosos campesinos de las cercanías de Mayerling decían que el príncipe y el Castillo estaban malditos desde el día en que el archiduque Rodolfo derribó a tiros un ciervo blanco de diez cuernos. Hazaña que según la leyenda local lleva consigo siempre la muerte del cazador.

Las opiniones en Viena seguían estando divididas.

Rechazada la idea de la muerte natural por la misma casa imperial y el accidente de caza, se habla de un duelo del príncipe con un marido ofendido.
Otros aseguran que María Vetsera era hermana de Rodolfo, hija como él del emperador Francisco José que había tenido un desliz con la baronesa Helena Vetsera, y que ésta fue la causa de la desesperación de la pareja al enterarse.

Otra teoría es que María estaba embarazada. Sin embargo, al conocer la muerte del príncipe, una comisión de médicos fue enviada a Mayerling. Los médicos practicaron la autopsia o autopsias y el 31 de enero se hacen públicas sus conclusiones. Se trata de un doble suicidio y María Vetsera no estaba embarazada. Rodolfo había pedido ser inhumado en el Monasterio de Heiligenkreuz junto a María, pero sus restos mortales son llevados a la Hofburg en Viena para ser velados.

El cadáver de María es llevado en un coche de caballos o trineo (no se olvide que el mes de enero en Austria es mes de nieves y heladas), subrepticiamente, haciéndola pasar por viva colocándole un bastón en la espalda para mantenerla en posición sentada.

Los tíos de María habían sido llamados a Mayerling. Losheck es uno de los que acompañan al cadáver de la joven. En el cementerio del monasterio, el suelo está tan helado en aquel crudo invierno, que es casi imposible cavar una fosa, cosa que se hace con gran trabajo y se la entierra sin más ceremonias.

El cadáver de Rodolfo, después de haber sido sometido a una «restauración» o «toilette funeraria» por los médicos, llega a Viena.

En la capilla ardiente y a causa del calor de los cirios, se funde la máscara o casquete de cera con la que se había revestido el rostro y la cabeza o la frente del príncipe para disimular la herida. Entonces se hace visible el destrozo de la cabeza a causa de la aparente herida de bala.

¿Dónde están los verdaderos protocolos de autopsias y la información policial que se llevó a cabo?.
Volver arriba Ir abajo
Madame de Sauvaget
Marqués/ Marquesa
Marqués/ Marquesa


Mensajes : 5309
Fecha de inscripción : 29/03/2011
Localización : Bella Vista, Imperio de los Pájaros

MensajeTema: Re: Rodolfo de Habsburgo   24/9/2013, 11:34

El emperador Francisco José exigió que el expediente referente al drama no se incluyera en los archivos de familia y que se entregase al presidente del Consejo, el conde Taaffe, hombre de toda su confianza.

Dicho expediente se abrió el año 1912... No contenía más que papel en blanco.

Siete personas tuvieron conocimiento de la auténtica verdad del drama de Mayerling: el emperador Francisco José, la emperatriz Isabel, el conde Hoyos, el cochero Bratfisch, el ayuda de cámara Losheck y Szogyeny, íntimo amigo del archiduque que recibió la última carta de Rodolfo, escrita instantes antes de la muerte. Ninguno de ellos habló, según afirman los que han historiado el tema.

El emperador Francisco José quiso destruir todos los testimonios del drama, por lo que dispuso no dejar vestigio de Mayerling, ordenando demoler el pabellón de caza. Más tarde, entregado a los Padres del Monasterio de Heiligenkreuz, fue reconstruido.

Hoy se puede visitar convertido en una capilla y pequeño convento a cargo de Madres Carmelitas. El príncipe Rodolfo, después de las honras fúnebres debidas a su rango, fue enterrado en una sencilla ceremonia el martes 5 de febrero.

Francisco José había pedido expresamente a los reyes y príncipes de los países de Europa, excepto al rey de los Belgas, que se abstuvieran de asistir.

El lugar de la inhumación fue la cripta del Convento de los Capuchinos junto a todos los reyes y archiduques de la Dinastía de los Habsburgo. Desde entonces muchas páginas se han escrito sobre la aún misteriosa muerte del príncipe Rodolfo y María Vetsera.

Al cabo casi del siglo, la emperatriz Zita, que aún a sus 94 años tiene la menta muy clara, decidió romper el largo silencio de la familia y el 11 de marzo de 1983, durante una entrevista concedida al periodista Dieter Kindermann para el Kronen Zeitung de Viena, declaraba: «El archiduque Rodolfo no se suicidó, sino que fue asesinado. Fue un asesinato político».

El «Observer y el «Corriere della Sera» de mano de 1983 han dedicado páginas enteras al tema. Era la primera vez en un siglo que la tesis oficial del Gobierno austríaco y la familia imperial se contradecía, que la tesis del suicidio era desmentida.

Ya poco antes del entierro se afirmó que el Kronprinz tenía cortes de sable en la mano derecha.

Algunos dijeron que tenía cortada la mano, lo que se intentó ocultar con unos guantes rellenos de gutapercha.

Sin embargo, el informe oficial médico publicado en la prensa vienesa del 2 de febrero de 1889, decía: «El acto fue realizado (se supone que el suicidio) en un estado de aberración mental».

En el escueto protocolo de autopsia publicado el 1 de febrero se decía que la bóveda craneana estaba «rota». El 2 de febrero se publica el protocolo en el que se rectifica y dice que «la bala había entrado por la sien izquierda y salido por la derecha, haciendo una herida apenas visible».
Volver arriba Ir abajo
Madame de Sauvaget
Marqués/ Marquesa
Marqués/ Marquesa


Mensajes : 5309
Fecha de inscripción : 29/03/2011
Localización : Bella Vista, Imperio de los Pájaros

MensajeTema: Re: Rodolfo de Habsburgo   24/9/2013, 11:35

No hay quien pueda creer esto. El príncipe Rodolfo era diestro. Es muy raro que un diestro se dispare con la mano derecha en la sien izquierda si es que quería suicidarse.

«Le Fígaro» de 4 de febrero de 1889 aseguraba por medio de su corresponsal en Viena que «no se ha encontrado el proyectil» y se pregunta por qué no se ha buscado.

Mejor se diría «los proyectiles».

A su vez «Le Fígaro» de 5 de febrero decía que Rodolfo veía espíritus y fantasmas y que la «Dama blanca» de los Habsburgo, que era una especie de fantasma que siempre se aparecía poco antes de la muerte de alguno de los miembros de la familia, le había visitado anteriormente anunciándole su muerte próxima.

La emperatriz Zita, en sus recientes declaraciones, afirmaba que el Drama de Mayerling fue un secreto de Estado y de familia. Al parecer, el emperador Carlos, su esposo, antes de morir le pidió que hiciese ella lo que él no pudo, rehabilitar la memoria de Rodolfo dando las pruebas de su asesinato. En sus declaraciones afirmaba la anciana emperatriz: «Se han escrito muchas leyendas. Lo que se ha contado se limita a sospechas y a hipótesis. La verdad es que el archiduque Rodolfo fue asesinado y que este asesinato fue político. En nuestra familia siempre hemos sabido la verdad. Francisco José hizo jurar silencio a todos los que estuvieron al corriente de los detalles del drama».

Tan grave debió ser el tema político y tan altas personalidades estaban implicadas que Francisco José decía: «No he podido hacer otra cosa. La existencia de la Monarquía estaba en juego».

Se trató de un intento de desestabilizar el Imperio. Si se hubiese sabido la verdad probablemente se hubiera adelantado la Primera Guerra Mundial que más tarde tendría su origen en otro drama: el atentado de Sarajevo.

Francisco José envió un telegrama al Papa pidiéndole el derecho de inhumar a Rodolfo religiosamente. Entonces sólo era oficial la tesis del suicidio.

El Vaticano negó tal derecho. Franciso José envió un segundo telegrama, esta vez de 2.000 palabras y cifrado, en el que al parecer explicaba al Papa la verdad de la muerte de Rodolfo, su asesinato por razones políticas.

El Papa inmediatamente dio su permiso para la ceremonia religiosa. El encargado de descifrar el telegrama y transmitirlo a Su Santidad fue el embajador austríaco, abuelo de la condesa Helene Esterhazy. Esta refiere que su abuelo le contó años más tarde lo del telegrama y que «se trataba de un asesinato». Ni en los archivos austríacos ni en el Vaticano han sido hallados originales o copias de tal telegrama.

Ha desaparecido misteriosamente como todo el legajo referente a la investigación de la muerte del Kronprinz que por deseo expreso del emperador quedó en poder, como dijimos anteriormente, del conde Taaffe, primer ministro. Un misterioso incendio en el castillo donde se encontraba el original lo hizo desaparecer y su duplicado que estaba en poder de un abogado de la familia imperial, desapareció también en circunstancias extrañas.
Volver arriba Ir abajo
Madame de Sauvaget
Marqués/ Marquesa
Marqués/ Marquesa


Mensajes : 5309
Fecha de inscripción : 29/03/2011
Localización : Bella Vista, Imperio de los Pájaros

MensajeTema: Re: Rodolfo de Habsburgo   24/9/2013, 11:36

Ya vimos que en el dossier oficial no había más que papeles en blanco cuando fue abierto. Existen testigos como Frederic Wolf, carpintero residente en las cercanías de Mayerling, quien ha contado que su padre, carpintero como él, fue llamado «para poner orden en el pabellón de caza dos días después del drama».

Contó a su hijo que la habitación parecía haber sido «escenario de un terrible combate», con el mobiliario roto y revuelto, impactos de bala en muebles y muros, huellas de sangre por todas partes. El carpintero Wolf tuvo que cambiar todo el piso de madera.

Por su parte, la archiduquesa María Teresa, tía de Rodolfo, certificó que su marido, el archiduque Carlos Luis, le confirmó que Rodolfo le había asegurado: «Voy a ser asesinado», al parecer por estar en el centro de una conspiración europea que tenía la intención de derribar a Francisco José y colocar a Rodolfo en su lugar. Según la emperatriz Zita, Rodolfo rehusó participar en tal conspiración contra su padre y dijo a su tío: «Yo soy un hijo leal al emperador. Voy a desvelar esta conspiración, pero si lo hago me matarán. Sé demasiado».

Hay varias personas que pudieron comprobar que efectivamente el puño derecho de Rodolfo había sido seccionado de un sablazo.

Rodolfo se batió con sus asesinos, resguardándose tras un mueble para protegerse y sus agresores le rompieron los dedos (Rev. Historia, dic. 82).

Bratfisch, el cochero, que fue enseguida trasladado lejos de Viena, repitió varias veces sin dar detalles: «No es como se cuenta. No fue suicidio».

El embajador de Alemania por aquel entonces informó a Bismarck el 9 de febrero de 1889: «Las heridas no están en los lugares indicados oficialmente. El cuerpo está cubierto de otras heridas. El revólver que se encontró cerca del lecho del Kronprinz, tipo Bulldog, no le pertenecía y los 6 cartuchos habían sido disparados».

¿Hubo más muertos en Mayerling? ¿Alguno de los atacantes murió en la lucha? ¿O quedó gravemente herido? Nuevo misterio.

El 7 de julio de 1959, las pompas fúnebres de Baden procedieron a la exhumación del cuerpo de María Vetsera en presencia de un médico forense, dos monjes de la Abadía de Heiligenkreuz y el señor Baltazzi Jr descendiente de uno de los tíos de María Vetsera.

Se pudo comprobar que el cráneo presentaba un orificio oval de 7 cm, no habiendo orificio de salida (!). Todo está en contradicción con lo que se dijo en 1889.

Además, ¿qué se hizo con los proyectiles que sin duda la policía tuvo que obtener y las comprobaciones con las armas que se dispararon?

La emperatriz Zita afirma en sus declaraciones que los asesinos venían «en parte» del extranjero.
Volver arriba Ir abajo
Madame de Sauvaget
Marqués/ Marquesa
Marqués/ Marquesa


Mensajes : 5309
Fecha de inscripción : 29/03/2011
Localización : Bella Vista, Imperio de los Pájaros

MensajeTema: Re: Rodolfo de Habsburgo   24/9/2013, 11:38

María Vetsera murió por lo tanto accidentalmente por encontrarse junto a Rodolfo, lo que descarta la hipótesis del suicidio al estilo «Romeo-Julieta».

El príncipe de Gales escribió a la reina Victoria el 12 de febrero de 1889: «Me decís que ese pobre Rodolfo y esa desgraciada joven han sido asesinados». Por su parte el rey Leopoldo II de Bélgica, suegro de Rodolfo, escribió a su hermano una carta en estos términos: «El suicidio y la locura son los únicos medios de evitar un escándalo inolvidable cuyos detalles no puedo confiar en esta carta, pero que os contaré en todos sus detalles el sábado. Vuestro hermano. Leopoldo».

Esta carta, según refiere en su libro Jean des Cars, (1983), fue encontrada en 1942 entre los papeles personales del difunto Paul Hymans, ministro de Asuntos Exteriores de Bélgica.

La emperatriz Zita, en noviembre de 1983, en una conversación con el historiador austriaco, Eric Feigl, publicada en el Kronen Zeitung de Viena, afirma rotundamente que el asesino del archiduque Rodolfo fue «Georges Clemenceau».

Uno de los agentes de éste, Cornelius Hertz, del diario La Justicia intentó ganar al archiduque para su causa, que era hacer de Austria-Hungría un aliado en una guerra contra Prusia.

La fórmula era derrocar a Francisco José y colocar en el trono a Rodolfo. Esto también ayudaría a Clemenceau a encontrar los fondos necesarios para hacer frente a las consecuencias financieras del «escándalo de Panamá». Rodolfo rechazó la proposición y por ello se convirtió en «el hombre que sabía demasiado», motivo por el que fue asesinado.

Una carta de Georges Clemenceau de 6 de septiembre de 1867, después de la ejecución de otro Habsburgo, el emperador Maximiliano en Méjico dice: «A todos esos emperadores, reyes, archiduques y príncipes... yo los odio, con un odio sin piedad, como se odiaba en el 93, cuando se llamaba a ese imbécil de Luis XVI "execrable tirano": Entre nosotros y esa gente, hay una guerra a muerte...» La hipótesis del doble suicidio por amor imposible se va diluyendo para dar paso a una más precisa: la del asesinato político.

Es estremecedor contemplar el reconstruído pabellón de caza. Estuve una tarde entera tomando apuntes, hablé con las Madres Carmelitas, que por supuesto no saben nada. Pero pude imaginarme el drama que tuvo lugar allí mismo en el que tantos personajes se vieron envueltos. Me pareció oir el chocar de sables, los disparos que acabaron con la pareja de enamorados, estuve más tarde recorriendo Hailigenkreuz, me patrecía ver a la infeliz y hermosa María Vétsera en un coche de caballos, ya cadáver y con un bastón colocado en la espalda para sostenerla, en aquellos helados bosques y como todos los grandes magnicidios éste no podía ser una excepción, así que quedó envuelto en una cortina de misterio en el que la dama blanca de los Habsburgo ronda por aquellos lugares como la única conocedora de la verdad.

Siempre quedará la incógnita, la duda de si en Mayerling hubo un suicidio a dos por amor que es el lado romántico o si hubo asesinos y asesinados como resultado de un crimen político guardado celosamente como un secreto de Estado.


De Mayerling,¿crimen o suicidio? Museo de Antropología Médico-Forense Paleopatología y Criminalística, PROFESOR JOSÉ MANUEL REVERTE COMA
Volver arriba Ir abajo
Madame de Sauvaget
Marqués/ Marquesa
Marqués/ Marquesa


Mensajes : 5309
Fecha de inscripción : 29/03/2011
Localización : Bella Vista, Imperio de los Pájaros

MensajeTema: Re: Rodolfo de Habsburgo   24/9/2013, 12:02

Embarassed Ya lo empezó Dariussss al tema,¿qué hago?Embarassed  (Me obnubiló poder subir una foto)
Volver arriba Ir abajo
queenalix
Príncipe/Princesa Heredero/a
Príncipe/Princesa Heredero/a


Mensajes : 17082
Fecha de inscripción : 29/03/2011

MensajeTema: Re: Rodolfo de Habsburgo   24/9/2013, 13:53

No te preocupes....yo los uno Vos seguí con las fotos
Volver arriba Ir abajo
MARQUÉS DE MONTROSE
Barón/Baronesa
Barón/Baronesa


Mensajes : 751
Fecha de inscripción : 07/06/2011

MensajeTema: RODOLFO...   24/9/2013, 14:22

... era quizás el archiduque mejor preparado para regir los destinos del Imperio. Tuvo como profesor de economía política nada más y nada menos que a Karl Menger, el cual tenía previstas varias reformas del estado en un sentido democrático que le hubieran dado al Imperio de Austria quizás un siglo o siglo y medio más de vida si no hubiera sido por el disparate de la primera guerra mundial. En determinado momento perdió la fe en todos sus proyectos y planeó el suicidio con su amante Mary. No creo que conspirara contra su padre pero sí es posible que le guardara un resentimiento: el del eterno postergado. En 1889 pensó que ya era demasiado tarde para nada.
 
saludos...
Volver arriba Ir abajo
Madame de Sauvaget
Marqués/ Marquesa
Marqués/ Marquesa


Mensajes : 5309
Fecha de inscripción : 29/03/2011
Localización : Bella Vista, Imperio de los Pájaros

MensajeTema: Re: Rodolfo de Habsburgo   24/9/2013, 15:28

Muy interesante y penoso,Montrose,muchas gracias.

...Ahora , éso del "mejor preparado", me ha dado escalosfríos,eeemmmm
Volver arriba Ir abajo
queenalix
Príncipe/Princesa Heredero/a
Príncipe/Princesa Heredero/a


Mensajes : 17082
Fecha de inscripción : 29/03/2011

MensajeTema: Re: Rodolfo de Habsburgo   24/9/2013, 23:29

excelente!!! de a poco iremos haciendo crecer a este tema...

Very Happy 
Volver arriba Ir abajo
MARQUÉS DE MONTROSE
Barón/Baronesa
Barón/Baronesa


Mensajes : 751
Fecha de inscripción : 07/06/2011

MensajeTema: Re: Rodolfo de Habsburgo   25/9/2013, 11:08

Madame de Sauvaget escribió:
Muy interesante y penoso,Montrose,muchas gracias.

...Ahora , éso del "mejor preparado", me ha dado escalosfríos,eeemmmm
 
Vaya, veo que esto la ha dejado tan interesada como estremecida... (perdone usted la broma).
 
Rodolfo era un intelectual. Como muchos miembros de la casa Imperial de Habsburgo era especialista en Ciencias naturales y en literatura alemana. Discutía muchísimo de drama y poesía con su pariente Luis II el Loco. Escribió un libro muy erudito de viajes en el que mostraba su precocidad descriptiva y sus intuiciones geniales para la alta política. Naturalmente esto no significa que no le gustaran el vino y las mujeres, que sí que le complacían.
 
Su padre temía la democracia. Solamente hacía concesiones a los liberales si eran necesarias. Rodolfo no. Era un experimentador nato y tenía ambiciones vastísimas para regenerar el Imperio y liberarlo de la influencia alemana. Era un indiviudo interesante, sabio y malogrado.
Volver arriba Ir abajo
Silvermj
Duque/Duquesa
Duque/Duquesa


Mensajes : 11049
Fecha de inscripción : 17/07/2011

MensajeTema: Re: Rodolfo de Habsburgo   25/9/2013, 19:08

No voy a negar que los Wittelsbach siempre tuvieron un gran temperamento, pero no creo que todos estuvieran locos, aunque un psiquiatra seguramente diría que eran terriblemente egomaníacos, egocéntricos y caprichosos, y que mucho de su infelicidad se debió a que creian que el mundo debía girar a alrededor de ellos y nunca se adaptaron a quienes los rodeaban, a quienes también hicieron infelices.

Eso no implica que lo que le hizo Sofía no fuese un horror, pero me preguntó cuanto se debió a que los hijos de Franciso José no desarrollaran la egomanía de Sissi. Muy probablemente Nené habría sido mejor emperatriz, pues hasta dónde sé tuvo un feliz matrimonio con el príncipe Thurn und Taxis.

También puede ser que la locura de Rudolf se debiera a la sífilis que afecta a la víctima neurológicamente si no tiene un tratamiento moderno.  Es para preguntarse si el desmayo que se supone sufrió FJ tras su última reunión con su hijo (hasta dónde sé todas las teorías reconocen que el secretario del Emperador lo encontró en el suelo inconsciente tras retirarse Rudolf, quién partió inmediatamente para Mayerling) no se debió al ver la forma en que la enfermedad había atacado el cuerpo de su hijo, en una época en que no había casi tratamientos y muchos pacientes, además de dementes, sufrían terribles llagas y deformaciones.

Por otra parte, alguien leyó la biografía de Stephanie, llamada "Yo iba a ser una emperatriz"? Me gustaría saber que dice ella de Mayerling.

Además, se supone que Zita manifestó en una entrevista poco antes de su fallecimiento que toda la familia sabía que Rudolf había sido asesinado y que Georges Clemenceau había sido el complotador (desconozco por qué hubiera querido asesinar a Rudolf).

Finalmente, se supone que una de los confidentes de Rudold era el archiduque Johann Salvator, que había renunciado a todo cuando se casó con la cantante de Opera (no se el nombre de ésta) y quién se supone retiró todas las cartas y papeles dejadas por Rudolf, quién misteriosamente desapareción en altamar luego de partir de Montevideo en el barco en el que vivia junto a su esposa. Cabe preguntarse si Rudolf no pensaría también en abandonar todo y vivir en la misma forma que Johan Salvator y su cónyuge, pues se supone que pidió la anulación de su matrimonio a la Sacra Rota, pero que FJ demandó que el Vaticano hiciera caso omiso de dicho pedido -desconozco cuando envió Rudolf la carta y si la Sacra Rota tomó nota de los pedidos de padre e hijo. Y de allí el desmayo de FJ si R le contó el plan.

Cambiando de tema se sabe algo de la familia del hombre noruego que confesó que era Johan Salvator a su muerte y que habían reclamado el castillo Orf? Desde ya, muchas gracias.


Última edición por Silvermj el 25/9/2013, 23:34, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
queenalix
Príncipe/Princesa Heredero/a
Príncipe/Princesa Heredero/a


Mensajes : 17082
Fecha de inscripción : 29/03/2011

MensajeTema: Re: Rodolfo de Habsburgo   25/9/2013, 23:28

No tenía idea de que Rodolfo tenía tantas virtudes. Siempre me lo imaginé más un estilo David, el que abdicó por amor, o Carol de Rumania, que para mi es de lo peorcito del Gotha.

Lo del asesinato no lo sabremos nunca pero no es descabellado. Mucho se jugaba en esa época....

Silver...me encantaría leer ese libro. No sabía de su existencia.

Volver arriba Ir abajo
MARQUÉS DE MONTROSE
Barón/Baronesa
Barón/Baronesa


Mensajes : 751
Fecha de inscripción : 07/06/2011

MensajeTema: Re: Rodolfo de Habsburgo   26/9/2013, 03:05

Naturalmente de la muerte de Rodolfo se han dicho mil cosas. No hay asunto más fascinante y misterioso que ese como usted dice.
La idea del suicidio más convencional -la de Werner Ritcher- lo imagina desesperado y complotando con los húngaros para coronarse rey en ese país con o sin el permiso de su padre. Descubierto se habría matado por un "point d'honneur". La traición y los remordimientos serían móviles más que suficientes. Pero yo no creo en esta tesis: Rodolfo quería salvar el Imperio, no dividirlo o desintegrarlo.
Relacionada con esta tesis está la de Zita. Rodolfo habría sido asesinado por agentes franceses enviados por Clemenceau al tratar de descubrir a su padre los manejos e intrigas del presidente galo, liberales extremistas y francmasones. Estos habrían propuesto a Rodolfo coronarle emperador en virtud de un golpe de estado. Rodolfo se negaría y hubiera sido eliminado porque sabía demasiado. No dudo de la buena fe de la emperatriz Zita pero esta tesis es imposible de confirmar. También cree en ella la princesa Catalina de Habsburgo.
Algo más cerca de la verdad en mi opinión está la afirmación -sencilla y demoledora- de Luisa de Bélgica. Rodolfo murió de asco. Era un ser demasiado vital y noble para existir en la Austria de la burocracia, la policía y los soplones al servicio de su padre y que no permitirían que nada cambiase.
Volver arriba Ir abajo
Madame de Sauvaget
Marqués/ Marquesa
Marqués/ Marquesa


Mensajes : 5309
Fecha de inscripción : 29/03/2011
Localización : Bella Vista, Imperio de los Pájaros

MensajeTema: Re: Rodolfo de Habsburgo   26/9/2013, 15:23

Si hubiera sido argentino, se hubiera suicidado de asco mucho antes.
Volver arriba Ir abajo
Silvermj
Duque/Duquesa
Duque/Duquesa


Mensajes : 11049
Fecha de inscripción : 17/07/2011

MensajeTema: Re: Rodolfo de Habsburgo   26/9/2013, 18:50

Madame de Sauvaget escribió:
Si hubiera sido argentino, se hubiera suicidado de asco mucho antes.
Muy buen chiste negro, Madame!!!! 

No sabía de la injerencia francesa en un posible complot contra FJ en esa época. Gracias por el dato.

No obstante, la teoría de la cuñada de Rudolf, me pareció exagerada.
Volver arriba Ir abajo
MARQUÉS DE MONTROSE
Barón/Baronesa
Barón/Baronesa


Mensajes : 751
Fecha de inscripción : 07/06/2011

MensajeTema: Re: Rodolfo de Habsburgo   27/9/2013, 11:07

Madame de Sauvaget escribió:
Si hubiera sido argentino, se hubiera suicidado de asco mucho antes.
 
Chiste negro antológico, querida amiga. Todo el cariño del mundo para su bello país Argentina. Pudo haber sido Monarquía Borbónica si Fernando VII hubiera sido un poco más flexible.
 
La tesis del complot político orquestado por Clemenceau para silenciar a Rodolfo se encuentra desarrollada en el libro de Jean des Cars, Sissi ou la fatalité. Clemenceau habría propuesto a Rodolfo la Corona austriaca o la húngara y la ruptura subsiguiente con Alemania. Viena hubiera entonces establecido un tratado con Francia. Rodolfo se revolvió contra ese vil complot y habría sido ejecutado por agentes al servicio del francés.
Si vio usted la película en la que Jean Marais interpretaba a Rodolfo, La Tragedia de Mayerling, comprobará usted que se apoya en esta tesis para explicar la muerte del archiduque.
Otra película más densa , impactante y profunda, la húngara A Tronörokös (El Príncipe Heredero), propone esta posibilidad dejando la emoción de la incertidumbre.
Volver arriba Ir abajo
Silvermj
Duque/Duquesa
Duque/Duquesa


Mensajes : 11049
Fecha de inscripción : 17/07/2011

MensajeTema: Re: Rodolfo de Habsburgo   11/8/2014, 01:12

Volver arriba Ir abajo
MARQUÉS DE MONTROSE
Barón/Baronesa
Barón/Baronesa


Mensajes : 751
Fecha de inscripción : 07/06/2011

MensajeTema: Re: Rodolfo de Habsburgo   11/8/2014, 12:28

Ahí está con las dos mujeres de su vida: la archiduquesa Estefanía de Bélgica y su amante María Vetsera... aunque- bueno- tuvo muchas más. Dicen que la cortesana Mizzi Kaspar era su verdadero refugio. Una mujer muy vulgar pero bondadosa.
  Lo que ustedes ven en la foto ya no es realmente la logia de caza donde se mató Rodolfo, de la que no queda demasiado. Está la iglesia y -a pocos metros- un pequeño cartel que recuerda al archiduque y los sucesos que allí sucedieron. Bajando por la carretera -a cierta distancia- se encuentra la abadía donde está la tumba de María. Es es lugar más solitario y frío del mundo.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Rodolfo de Habsburgo   Hoy a las 09:30

Volver arriba Ir abajo
 
Rodolfo de Habsburgo
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» Archiduque Rodolfo de Habsburgo - Lorena & Condesa Xenia Czernichev Besobrasov
» Los funerales de Otto de Habsburgo
» campeon de amor....Rodolfo vasquez
» Magdalena María Sofía de Habsburgo-Lorena y Sebastian Bergmann
» CARLOTA, EMPERATRIZ DE MÉXICO. La esquizofrénica que durmió junto al Papa

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Coronas Reales :: MONARQUÍAS DE EUROPA :: Los Reyes Sin Trono de Europa :: La Casa de Habsburgo-
Cambiar a: